La otra manipulación

Coja una foto de su político o personaje más odiado en estos momentos. Sí, por favor, escoja solo uno. Edítela con cualquier editor de imágenes y añádale un margen en negro, con letras en blanco, e invente un dato, tergiverse una declaración, saque algo de contexto para que acompañe a esa imagen. A continuación, súbala a Facebook e invite a sus contactos a compartirla presos todos de la indignación. Nadie le preguntará de dónde ha sacado esa información.

Los bulos que se están generando en el mundo 2.0 en estos días de crispación creciente me inquietan y, en determinados casos, me horripilan. Son noticias no verificadas que se expanden como un virus infeccioso por las redes sociales, que se comparten sin ton ni son y son creídas por un alto porcentaje de los usuarios solo porque parecen creíbles.

Que gusten más o menos no importa, la clave está en que desinforman, y como son ‘anónimas’, es tan difícil señalar al culpable de dicha desinformación como parar la expansión del fuego. En mi opinión, las redes sociales pueden llegar a ser muy peligrosas en este terreno si los usuarios no nos educamos en un sentido crítico para su utilización. No es oro todo lo que se comparte.

En muy poco tiempo, aparte de tonterías como la enésima manipulación del reloj de ‘Regreso al futuro’ para que pareciera que Maty McFly llegaba al futuro, yo he detectado los siguientes bulos (si alguien conoce más, que los aporte):

La carta dirigida al Gobierno por parte de José Luis Sampedro que José Luis Sampedro jamás escribió.

La subvención del Ayuntamiento de Málaga a Pitbull que IU Málaga manipuló.

El mito sobre el número de políticos que hay en España.

La donación de Iniesta para los afectados por los incendios en Valencia, que partió en origen de un periodista de As.

Las bondades cuasi mágicas del Gobierno de Hollande en Francia.

Y la cuenta sigue. Más allá de que estos mensajes manipulados se lancen con una intención política, que es lo que suelen tener detrás, los ciudadanos internautas deberían ser capaces de demostrar a esas fuentes que no somos tontos, que en un momento crítico para la economía y la credibilidad del país podemos estar indignados, manifestarnos y protestar, exigir nuestros derechos, dimisiones o rectificaciones, pero sin creer ni perpetuar datos que no son ciertos. Así no ayudamos. Y es relativamente fácil que una información que afecta a mucha gente o a alguien popular acabe siendo desmentida por una fuente de fiar, pero cuando estas estrategias empiecen a calar en los contextos hiperlocales, el riesgo de ‘picar’ es más alto. Para cuando se lanza la versión desmentida, toda la audiencia objetivo ya se ha dado por enterada (difama, que algo queda).

La solución pasa por contrastar la información, y para eso hace falta tiempo y conocimientos. Aquí me suelen cabrear bastante las premisas que parten de algunos grupos de pensamiento según las cuales los periodistas ya no hacemos falta, porque somos influenciables y la sociedad se informa por sí misma con las nuevas herramientas de comunicación. Los cojones. Existen algunas cabeceras de ultra derecha que son perfectamente prescindibles, porque manipulan de forma descarada, pero eso no justifica el fin del periodismo. Contrastamos, seleccionamos, equilibramos y, sobre todo, asumimos responsabilidades.

Dado que no siempre se pueden confirmar esos mensajes ni contrastar esas informaciones, solo nos cabe dudar, acudir a las fuentes y desconfiar de toda fotografía o letrero digital que no traiga su correspondiente enlace. Toda la información está ahí fuera… La comunicación online nos hará libres si nos seguimos aferrando a las herramientas que posibilitan nuestra información sin límites. Y a sus obreros.

—————

Fuente de la imagen

Anuncios

¡Buenas noticias!

Se trata de un título que resulta casi obsceno en los tiempos que corren, pero el destino ha querido que en este mismo fin de semana nos llegara algo positivo que contar. El periódico hiperlocal GranadaiMedia, uno de los proyectos en los que más nos estamos volcando y que hace una semana celebró su primer año de vida entregando sus primeros Premios GranadaiMedia 2012 (crónica y fotos), es ahora finalista para los premios Empodera, de la Fundación Cibervoluntarios, en su categoría de ‘Iniciativa Local’.

Premios Empodera 2012

Tenemos el honor de compartir final con otros proyectos interesantísimos como ‘Voces que cuentan’, de la Fundación San Cebrián, la implantación de la red guifi.net en las zonas rurales de Asturias, ‘Mirando el barrio con otros ojos’, de la Fundación Pere Tarrés, e  ‘Inventari Local’, de Pilar Blanco Martínez. La Fundación Cibervoluntarios entrega estos premios a proyectos nacidos en el último año en los que se realice un uso social de la tecnología, con las categorías ‘Iniciativa local’, ‘Iniciativa global’, ‘Iniciativa más innovadora’ y ‘Ciudadano empoderado’. Los galardones se entregan el día 13 de junio en Málaga dentro de las jornadas eSTAS 2012, en el teatro Echegaray (se podrá seguir por streaming).

Por aquí y por allá

A esto añadimos que estas semanas están siendo especialmente intensas en las labores formativas y divulgativas de Giro Comunicación. Si en los últimos meses nos tuvimos que repartir para impartir talleres por diversos CADEs de la provincia, desarrollamos un curso especial de 24 horas en Estación Diseño para formar nuevos community managers (conocimos mucha gente y nos lo pasamos en grande) y nos reímos un buen rato promocionando nuestra charla ‘Periodismo hiperlocal y Manolo Escobar’ en el espacio Cocorocó Coworking, en estos días hemos integrado nuestra experiencia en la titulación de Diseño Web en Estación Diseño, hemos ofrecido un taller de comunicación online especial para ONG’s en CajaGranada y estamos pendientes de nuevos acuerdos y noticias que nos depararían más buenas noticias. No lo digamos muy alto, por si acaso… ¡Gracias a todos!

Taller ONG 2.0 en CajaGranada

Luis Arronte hablando sobre comunicación online con 15 representantes de ONGs granadinas. (Fuente: http://empresasdeinserciondeandalucia.wordpress.com/2012/06/06/comunicacion2-0/)

Podríamos seguir hablando del convenio que hemos firmado con la Asociación de Jóvenes Empresarios de Granada, el grupo de trabajo creado en la Asociación de la Prensa, los nuevos clientes, haber visto a GranadaiMedia y a sus periodistas incluídos en los estudios del Observatorio para la Sociedad de la Información de Jun, haber participado en las jornadas Blogs & Medios, etc… Pero tenemos que seguir. ¡No paramos!

Fernando Polo, Ana Fuentes, Keka Sánchez y Virginia P. Alonso en Blogs y Medios. (Fuente: http://kekasanchez.es/?p=1500)

Que no volaba, que no…

Reconozco que me lo tragué enterito. La historia de Jarno Smeets, un ingeniero holandés que consiguió volar con alas sin motor cual Ícaro haciendo realidad el sueño más atávico del hombre, se me hizo tan verosímil que me ilusionó y hasta la compartí hace un par de meses en alguna red social, no sé cual.

Sigue leyendo

#CMMGranada: Reunión de Community Managers

Algo de expectación, incertidumbre y muchas ganas de evolucionar. La charla en grupo que dio ayer Carlos Gutiérrez (@gutierrezcarlos),  en el local de co-working granadino Cocorocó (@holacocoroco) fue breve, útil y concreta, como me gustaría que fuera este post. Se trataba de una reunión off line de community managers de Granada con la presencia del coordinador de delegados territoriales de la Asociación Española de Responsables de Comunidades Online (@aerco_comunidad) y la presentación oficial del delegado territorial de AERCO en Granada, Álvaro Sánchez (@sempatiko).

Carlos Gutiérrez y Álvaro Sánchez, en Cocorocó.

Carlos Gutiérrez y Álvaro Sánchez, en Cocorocó.

Sobre todo, fue una charla concreta. Por lo general, los community managers (que es el anglicismo que ampara a los profesionales de la comunicación online) estamos, francamente, hastiados de ver cómo se comparten de forma trascendental artículos totalmente hueros que repiten clichés sobre el comportamiento en social media, con esos trucos mágicos para triunfar en el mundo 2.0 y abstractos como “generar contenido de calidad”. Por ese tipo de cosas es de agradecer una reunión en la que encontrarse con otros profesionales que hablan de cosas concretas, problemas claros, deseos reales e ideas imaginables. Pondré un poco de orden en mis conclusiones:

1. El oficio del CM sigue creciendo en número y ha de continuar con su profesionalización. Para ello es muy importante hablar de tarifas, y descubrimos que ni siquiera estadísticamente se puede prefijar lo que cobra un community manager. Los hay que dan un pelotazo y los hay que trabajan gratis. Y aquí añado un problema: seguirá siendo difícil imaginarse lo que vale este trabajo mientras no terminen de perfilarse las funciones del mismo. Aún hoy la primera pregunta que le hace un community manager a otro es: “¿Y en qué consiste tu trabajo?”.

2. Para expertos en comunicación que siempre han sabido buscarse la vida por sí mismos, pertenecer a una asociación como AERCO tiene un valor distinto. Funcionan más como una comunidad de usuarios inter pares que se deberían apoyar sin suspicacias en un mundo que cambia demasiado rápido que como una asociación de nodos desconectados (sirva como prueba su grupo en Linked In). Me pareció más que interesante que cuenten con asesoramiento legal para cuestiones contractuales (¿dónde acaba nuestra confidencialidad, donde empiezan nuestras responsabilidades?). Sólo le falta, en mi opinión, una identidad corporativa más oficial, que supongo que alcanzará más pronto que tarde si siguen moviéndose como hasta ahora.

3. Todos tenemos los mismos problemas: el cuñado que lleva el Facebook, el ramplón que se queda en la Santísima Trinidad del Community Manager, el cliente que quiere un milagro que le vuelva rico en un mes… o los impagos, si bien no es un problema de una profesión en exclusiva.

4. Las cuestiones técnicas son las cuestiones técnicas. El botón que no encontramos está en alguna parte, es cuestión de buscarlo. Lo importante es tener empatía e intuición a la hora de tratar las comunidades online. Hacer un curso de community manager no te convierte en experto, te da el punto de partida más acertado. Surgió el asunto del ‘engagement’ (otro palabro de nuestra jerga) y salió el nombre de algunos expertos norteamericanos celebérrimos como Brian Solis.

5. Los community managers de Granada deberíamos conseguir más presencia en la vida real, y para ello Álvaro citó todas esas charlas y conferencias en las que son profesionales de otras ciudades los que vienen como invitados. Ojalá surja la posibilidad de organizar más eventos en la vida real y que volvamos a salir de nuestras catacumbas para ‘desvirtualizarnos’ y darnos a conocer en nuestro entorno más cercano.

¡Nos vemos en la próxima!

PD: Perdón por la foto, si alguien tuviera alguna mejor…

PD2: Tweets en Storify.

La #APGR no nos representa

Ana C. Fuentes

“Vengo a cubrir la asamblea para GranadaiMedia“. Jamás me imaginé que mis palabras, dichas a una colega que respeto, tendrían un NO por respuesta. La Asociación de la Prensa de Granada argumentó para no permitir la cobertura de la asamblea, que “no era costumbre”. Tampoco lo es que una asociación de periodistas se convierta en noticia nacional por hechos como este:

De más está decir que la asamblea se ha podido seguir en Twitter con la etiqueta #apgr, que nada de lo que se debatía era secreto de Estado. El orden del día sólo tenía dos puntos: decidir si se mantenía la ejecutiva actual hasta agotar mandato y ratificar, en ese caso, a Encarna Ximénez de Cisneros, presidenta en funciones, como nueva presidenta de la Asociación de la Prensa de Granada.

Lo más curioso de todo es que agotados los dos puntos básicos del orden del día, con el resultado de la continuidad 88 votos a favor y 28 en contra, Juanjo Ibáñez (@bomarzo) trajo a colación el tema de la prohibición de entrar a los medios, en este caso a GranadaiMedia ¡a una reunión de periodistas! También me dicen que en el debate entre periodistas hubo quien se manifestó en contra de dejar entrar a los medios o_O. Me pregunto qué defensa de la profesión puede hacer una asociación de periodistas que prohíbe a la prensa entrar en sus reuniones. Con qué moral la asociación de la prensa le va a pedir a los políticos que respondan a las preguntas de los periodistas si no dan ejemplo en casa.

Me consta que al fotógrafo de Granada Hoy también se le prohibió la entrada en un primer momento, aunque finalmente consiguió ‘robar’ algunas imágenes. Me han dicho, pero no me consta, que también se le prohibió a TG7. En cualquiera de los casos, me parece absolutamente reprobable y me indigna.

No soy miembro de la Asociación de la Prensa, entre otras cosas, porque siempre me pareció demasiado alejada de los problemas de los periodistas, demasiado callada ante la precariedad de la que somos víctimas los periodistas en Granada. A raíz del ‘asunto correa’ y ante el escenario que se abría, solicité mi incorporación, que todavía no ha sido aprobada. Con independencia del resultado, que respeto absolutamente, no puedo sentirme representada por una asociación que asume métodos cuando menos, contrarios a la libertad de expresión.

Sí, es hora del cambio.

NOTA: Leído el argumento de la Asociación de la Prensa que publica Ideal vía EFE debo decir que la explicación dada por la junta directiva fue que “no era costumbre” que la prensa diera cobertura a una reunión que era “interna”. Nunca, en ningún momento, indicaron que se necesitaba acreditación previa. Como bien saben todos los miembros de la Junta Directiva que ejercen el periodismo, cuando es precisa una acreditación previa, se comunica a los medios. En GranadaiMedia no recibimos ninguna comunicación en este sentido.

La antigua prisión de Granada, fuera de la Memoria Histórica

El arqueólogo José Ignacio Barrera Maturana

El arqueólogo José Ignacio Barrera observa una de las inscripciones de la fachada de la cárcel.

Por Álvaro Calleja

En Granada hay mucha gente que no se explica cómo ha podido resistir al paso del tiempo el escudo republicano que preside la entrada de la antigua prisión provincial de Granada. Lo que muchos granadinos desconocen es que aún hoy se conservan en los ladrillos de la portada principal de la prisión -lo único que permanece en pie- grafitos históricos relacionados con el mundo militar y la vida castrense.

En ese listado de grafitos figuran muchos que enaltecen la figura de Francisco Franconombres propios y fechas posiblemente grabados por los soldados de Infantería y Artillería que custodiaban la prisión, operaciones aritméticas,  símbolos de la Falange Española y un sinfín de detalles relacionados con la vida militar.
Sigue leyendo

El Apocalipsis periodístico

Por Álvaro Calleja

Hace una semana, asqueado con las portadas de algunas cabeceras nacionales, me dio por citar en twitter al periodista Manuel Ciges Aparicio, fusilado durante la guerra civil y padre del genial actor Luis Ciges. Entresaqué unas líneas de su obra ‘Del periódico y de la política. El libro de la decadencia‘ (1907) que, pese al tiempo transcurrido no han perdido, a mi modo de ver, ni un ápice de actualidad. Sigue leyendo